Back to top

Manomatic Estudio

Obra social de street art

Obra social de street art

Esta obra social de street art que titulé “Toys” comenzó con el logotipo de una popular empresa especializada en la venta de juguetes para niños. Por mi formación como diseñador gráfico, la marca identificativa de esta tienda internacional me llamaba mucho la atención. Toys´R´us fué una empresa nacida en 1948 después de la Segunda Guerra Mundial en Estados Unidos e impulsada por el fenómeno del Baby Boom.

Al estudiar su imagen corporativa me di cuenta del significado del mismo, Toys´R´us, lo que parece traducirse como “Los juguetes somos nosotros” (Toys are us). Este eslogan me hizo pensar en la polémica de los juguetes bélicos, el impacto en los niños y después en el papel que desempeñan las personas en las guerras. ¿Existe alguna guerra legítima o por lo contrario somos juguetes en un sombrío juego de intereses?

Sabemos que en la historia de la humanidad siempre han habido guerras, según documentaciones aportadas por las Naciones Unidas, se han librado más de 14.000 conflictos armados en el mundo dejando escasamente 300 años de paz mundial. En estas cifras se han visto un singular repunte a partir de la segunda guerra mundial.

graffiti craneo skull

Vermillion de Manomatic (2015)

Estos datos numéricos se traducen desgraciadamente en una violación de los derechos humanos. Desplazamientos poblacionales, hambre, violaciones y muertes violentas son sinónimos de guerra. Estas guerras curiosamente siempre acaban en países con grandes recursos naturales y materias primas que acaban bajo el control de unas pocas manos que las promueven.

La ciudadanía frente a las injusticias

Este tema me impulso a la realización de otra obra social de street art como la titulada “Pure Love”, que aunque su objetivo apunta en otra dirección parte de esta misma base.
Otros artistas urbanos, como por ejemplo Banksy u Obey Giant, han centrado su trabajo en una obra social de street art en contra de las guerras, buscando un empoderamiento de la ciudadanía frente a las injusticias derivadas de estos conflictos interesados.

Banksy estuvo en Huelva - Pure love

Pure Love, Manomatic (2014)

Otro aparente factor de promoción del conflicto bélico mundial es el creciente negocio de la industria armamentística con EEUU a la cabeza. Este sector continua en expansión con el consentimiento, apoyo y la participación de muchos Estados denominados democráticos que se suman a la venta ilegal de armas a países que se saben que no respetan los derechos humanos.

WAR$

La obra social de arte urbano WAR$ mencionaba este hecho. Puro street art relámpago por su montaje y por su duración. Denunciaba la venta de armas construyendo el símbolo del dólar con una bomba sobre la “S” tallada sobre el muro y dejando el ladrillo visto. Desgraciadamente esta “obra denuncia” estuvo vigente tan solo por una semana ya que se perdió en el derribo del edificio que ocupaba.

obra social de street art

WAR$ Manomatic (2016)

Habría que mencionar también los lucrativos contratos de reconstrucción de las áreas afectadas por las luchas armadas. Asignadas a unas pocas empresas privilegiadas e increíblemente otorgados antes de iniciar la misma batalla. El auge de empresas militares privadas terminan de cerrar el circulo para que la guerra no cese. Así este negocio seguirá creciendo y repartiendo ganancias en detrimento de la justicia y aunque conlleve el sufrimiento de la una gran parte humanidad.

Obra social de street art

MacArmy de Manomatic (2016)

Mass Media

Estas guerras, a ojos de los afortunados que “no participan en ellas”, siempre son exhibidos como algo ajeno, lejano e inevitable. Teñido de justificaciones tribales, culturales, religiosas o políticas que las hacen parecer imparables. Por desgracia el periodismo actual y los medios de comunicación internacionales nunca ayudaran a romper este circulo macabro, nefastamente lucrativo, ya que están al servicio de los intereses de los que promocionan este desastre y el desigual sistema capitalista y patriarcal.

 

Arte Urbano Social

Manomatic 2011

Las guerras son un problema de todos, éstas violan los derechos humanos de los que disfrutamos y si nos sentimos merecedores de ellos, debemos defenderlos. Como ciudadanos debemos exigir y elegir a los gobiernos democráticos que cumplan con las normas internacionales y que actúen en contra de las organizaciones que violen los derechos fundamentales de los seres humanos.

Una obra social de street art quiere impulsar nuevos modelos de consumo más sostenibles y respetuosos para todas las personas. Deberíamos trabajar hacia una economía social y favorecer la banca ética. Un mundo más igualitario para todos con la solidaridad como valor fundamental y el ser humano como centro del interés general.

Obra social de arte urbano

Ylber, Manomatic 2019

Te invitamos a visitar otras entradas de nuestro blog con noticias y contenido adicional de otros graffitis aquí.

 

Manomatic 2020.