Back to top

Manomatic Estudio

Graffiti en la decoración de interiores

Graffiti, el “street art” conquista la decoración de interior

 

El graffiti, tal y como o conocemos hoy en día, es el resultado de un largo viaje que se remonta a los años 60 del pasado siglo XX. Su transformación ha sido excepcional, ya que ha pasado de ser una forma plástica de expresión urbana a tener gran reconocimiento como movimiento cultural y artístico. De hecho, ya no nos sorprende ver muros embellecidos por graffitis, obras de arte que forman ya parte de la propia identidad cultural de muchas ciudades. Tal es su reconocimiento, que poco a poco el graffiti ha ido conquistando los interiores, reinventándose y convirtiéndose en uno de los recursos decorativos más innovadores en el mundo de la decoración.

El graffiti en la decoración de interior

Sin duda, escoger el graffiti como elemento decorativo nos puede dar mucho juego. Llevar el exterior al interior y adaptar el arte urbano a un entorno ajeno al suyo, nos ofrece unos resultados realmente sorprendentes. Darnos el capricho de ser espectadores de una obra de arte única y sin salir de casa, ¿por qué no?

Graffiti en la decoración de interiores

“Tales of Tears”, Graffiti en la decoración de interiores

Hasta ahora se ha demostrado que la decoración con graffiti ha funcionado muy bien en tiendas, oficinas y locales comerciales. En estos lugares somos más atrevidos a la hora de jugar con el diseño de interior, puesto que se busca un efecto original, curioso e impactante.

 

Los graffitis se han convertido en recurso decorativo en bares, restaurantes y locales comerciales. Conseguimos crear un impacto visual muy potente y llamativo, plasmando la personalidad del negocio.

 

Actualmente es muy común encontrar bares, pubs o clubs que recurren a este tipo de decoración, incluso hoteles o espacios coworking que están incorporando cada vez más graffitis en sus espacios comunes.

 

“Meiga”, obra realizada para Restaurante Las Meigas.

 

Pero cuando hablamos de decorar nuestro hogar, nos volvemos más precavidos, ya que pensamos que al pasar más tiempo en casa, podemos vernos sobrepasados por “un mural de gran tamaño”. Pues bien, esto no tiene por qué ser así ni mucho menos; podemos darle a nuestro hogar ese toque callejero más informal, original y divertido con una series de técnicas que se adaptan a nuestros gustos y ayudan a crear un impacto visual más suave.

¿Cómo incorporar un graffiti en casa?

Es una realidad que los “artistas callejeros” se han hecho un hueco dentro de las propias casas. Los grafiteros son capaces de adaptarse para encontrar ese equilibrio necesario en la decoración de interiores. En este sentido, lo que buscamos es captar la esencia del graffiti para crear un interior habitable con un toque urbano. No olvidemos que dándole una vuelta de tuerca, se pueden conseguir grandes resultados hasta en aquellas cosas que nunca pensamos que pudieran atraernos.

Ideas para decoración de interior de viviendas con graffiti

Para incorporar este estilo a nuestro proyecto de interiorismo podemos hacerlo siguiendo algunas de las siguientes ideas para decorar con graffiti:

Una única pared

Podemos empezar por reservar una única pared para el graffiti, ya sea para pintarla o para incorporar un lienzo o un mueble decorado. Es una de las formas más sencillas de empezar, ya que descontextualizamos del resto de la estancia y nos acercamos poco a poco a esta inusual forma de decoración.

Graffiti en la decoración de interiores

El lienzo es una excelente forma de introducir el graffiti en nuestro hogar, ya que nos permite una mayor versatilidad en la decoración. Como ejemplo este “Love in Granada”, obra sobre lienzo de 2×1 metros.

Harmonía cromática

Siempre tenemos la opción de incorporar un graffiti cuyos colores vayan en consonancia con los colores de la estancia. Un ejemplo sería utilizar tonos neutros para obtener un efecto más suave y conseguir que se integre de una forma más sutil en nuestro hogar.

Este maravilloso mural fue encargo de un estudio de tatuajes. El objetivo era trabajar con colores más suaves que dieran luminosidad a la estancia.

Personaliza tu diseño

Esta es, sin duda, una de las mayores ventajas de la decoración con graffiti. Poder elegir un dibujo, una palabra, colores, el tamaño, etc, hace que sea una de las técnicas decorativas más personales y únicas que existen.

pintar graffiti

Proceso de la obra “Victoria” realizada sobre las paredes de la escalera en un domicilio particular. Es sin duda un obra muy impactante que otorga mucho protagonismo a una zona de la casa que suele pasar desapercibida.

Series y composiciones

No es necesario que nos decantemos por una única obra. Podemos crear series y combinaciones que ilustren las paredes, adaptadas a nuestros gustos y que cuenten una historia.

Serie de graffitis decorativos creados para la zona infantil de una clínica ortopédica.

Soportes ideales para el graffiti

Viejas paredes de ladrillo, mallas de acero o callejones han sido parte del escenario donde se han pintado grandes obras de arte callejero las décadas de los 80 y los 90. Las viviendas tipo loft industriales conservan gran parte estos materiales, por lo que si añadimos este tipo de decoración, estaremos acentuando ese toque retro que tan fuerte está pegando en las grandes ciudades.

Graffiti en la decoración de interiores para la zona infantil de una clínica ortopédica

Dar vida a una estancia

Si tu objetivo es dar vida a una estancia puedes incorporar colores vivos a tu graffiti. El más puro estilo urbano para que una habitación brille por sí sola.

Este dormitorio se ha convertido en una de las joyas de la vivienda gracias al mural realizado sobre la pared principal. La intención era que el rojo tomara el protagonismo de la estancia.

En los muebles

Podemos incorporar un graffiti a una pieza del mobiliario para crear un efecto rompedor e impactante. También puede ser un buen recurso para darle una segunda vida a muebles que queramos restaurar.

 

En definitiva, la decoración con graffiti está llena de posibilidades y nos da mucho juego para crear una decoración súper especial y muy personalizada. Si tienes esta idea en mente, atrévete a ponerla en marcha. Cuenta tu historia a través de tus paredes, rodéate de aquellos elementos que tienen gran significado para ti o simplemente añade un toque divertido a tu hogar. La imaginación es el límite.